Si dijéramos que el sol cae sin ganas en el cielo cuando el cielo está escapando y la soledad es más sola en la cama, y la luna es una lágrima sin llanto; te diría que estás muerta mi amor, por eso te estoy amando. Si dijéramos que nunca hubo tan bella una noche como esta, tuya y mía, si dijéramos que bajo las estrellas tu mirada y mi mirada están perdidas; te diría que estoy muerto mi amor, eso es lo que te diría.

Seguidores

Gente linda que me visitó.

En la esquina de mi barrio hay una tienda que vende unas pastillas para olvidar. Los vecinos aseveran que su efecto prolifera pero yo no las quise ni probar. Pastillitas del olvido, tengan el recuerdo vivo de la noche que la vi bailar; se movía como loca, inestable y caprichosa, y era triste como mi ciudad, como mi ciudad.
Y yo que te di todas mis noches a vos, sin lamentos ni reproches. Te di, en las noches y los días, mis mejores melodías en las horas más tremendas de mi vida.
Yo te espero todavía, yo creo que el olvido es una fantasía.
Y así, destinado a padecerte sigo loco como siempre, inventando lo que sea para verte. En un rincón de mi memoria, sobran noches de tristeza, poca gloria, y soledad. Y en el hueco de los años más dorados caben tus ojos prestados y un adiós para olvidar.

2 comentarios:

  1. Que buen blog, super original segui así.
    www.caandelabelen.blogspot.com te sigo espero que vos tmb

    ResponderEliminar
  2. me encanto lo que escribiste y tu blog es genial, un beso :)

    ResponderEliminar